Península de Osa

Península de Osa (Corcovado)
El Punto de Mayor Intensidad Biológica de la Tierra

A la Península de Osa se le conoce como la última frontera salvaje del país. Rica en fauna, poco poblada, y hasta ahora, con un acceso difícil, la mayor parte de esta área tan boscosa está compuesta por parques nacionales y reservas privadas. Los altísimos bosques lluviosos bordean playas con muy poco desarrollo y caletas en su estado natural, haciendo de esta región una de las más bellas del mundo.

Respondiendo a un creciente mercado de ecoturismo, muchos nuevos albergues preocupados por el medio ambiente, han abierto cerca de las entradas al Parque Nacional de Corcovado. Puerto Jiménez y la Bahía de Drake se han vuelto destinos de lujo, satisfaciendo a huéspedes en busca de naturaleza y comodidad a la vez.

La cercana Isla de Caño es excelente para la práctica del snorkeling y del buceo, mientras que las aguas más profundas son ideales para la pesca deportiva. Aquí se puede nadar con los delfines, montar a caballo y mecerse entre los árboles aventurándose en el Canopy.

Puede bucear con los tiburones; seguir a una danta dentro del bosque; o simplemente descansar bebiendo un buen vino en cualquiera de las lujosas posadas. Así es como se disfruta de Osa.

El Pueblo

Puerto Jiménez es un pueblo en crecimiento, con alrededor de 8,000 habitantes y un agradable y animado aire fronterizo. Usted puede abastecerse de provisiones antes de llegar al parque, disfrutar de una comida o pasear por el pueblo, donde los monos, las loras y las iguanas comparten el espacio con los vecinos. Puerto Jiménez es un gran punto de partida para las excursiones al parque nacional.

La Bahía de Drake tiene solamente un pequeño pueblo, Agujitas, un lugar amistoso con una población de alrededor de 200 habitantes. Hay una pequeña escuela, unas pocas tiendas (sólo con lo básico) y un centro médico.

El Clima

Aquí es húmedo tropical. Los vientos alisios pueden traer lluvias en cualquier época, pero hay marcadas diferencias de precipitaciones en el transcurso del año. La estación más seca es de enero a abril, y los meses más húmedos son octubre, noviembre y diciembre. Se recomienda llevar una sombrilla. Los pantalones cortos son indispensables, ya que la temperatura pude subir a los 32 grados.

Cómo Llegar

La región de Osa se ha mantenido cruda y virgen, lo que hace que valga la pena visitarla.

Por carretera: Se puede llegar a Puerto Jiménez tomando la Carretera Pan-Americana hacia el sur, siguiendo hacia Chacarita en el desvío para Jiménez y La Palma. El último tramo es lento pues el camino de lastre está lleno de huecos. Se puede llegar a La Bahía de Drake por Rincón (en el camino a Puerto Jiménez), para lo que se necesita un buen vehículo cuatro por cuatro (siempre y cuando el clima lo permita). Consulte su mapa y pregúntele a los vecinos acerca de las condiciones del camino; puede haber puentes que hayan sido arrasados por los ríos.

Por bote: Los botes salen todos los días para Puerto Jiménez desde Golfito, durando aproximadamente una hora y media para cruzar el Golfo Dulce. Se puede llegar a la Bahía de Drake en bote por el rió Sierpe. Su hotel se encargará de los arreglos para el transporte desde el pequeño puerto fluvial de Sierpe (que está cerca de Palmar Norte en taxi o en bus). Los viajeros que van por cuenta propia normalmente pueden encontrar espacio en uno de los tantos botes pequeños que van a dejar pasajeros y provisiones a los hoteles en la Bahía de Drake. El viaje puede resultar emocionante si la boca del rió está picada.

Por bus: Varios buses salen diariamente de San José hacia Palmar Norte llegando en aproximadamente en 6.5 horas (pídale al taxista que lo deje en la terminal de buses Tracopa en San José). Hay buses que salen diariamente de San José en la Calle 12 entre Avenidas 7 y 9 (6 a.m. y 12 mediodía).

Por avión: Sansa y Nature Air tienen vuelos directos diarios a la Bahía de Drake y a Puerto Jiménez, que toman menos de una hora. Revise los itinerarios en (www.flysansa. com) y (www.natureair.com). Paradise Air realiza vuelos privados a Bahía Drake, Puerto Jiménez, Carate y Sirena.

¿Qué se puede hacer?

La mayoría de los hoteles organizan excursiones al parque nacional y áreas aledañas. Averigüe con su hotel.

Parque Nacional Corcovado

El repelente contra insectos y unas buenas botas son esenciales para una excursión con guía a las estaciones de guardaparques del bosque lluvioso de Sirena, Carate o de San Pedrillo. Los hoteles y las agencias de viajes le pueden ayudar a hacer los arreglos necesarios. Los que deseen pasar la noche deben llamar a las oficinas centrales del parque nacional para reservar un cuarto y comidas. Otra manera, menos cómoda: lleve una tienda de campaña y su propia comida. El acceso es a pie (se recomienda planearlo anticipadamente), por bote o por avioneta.

Buceo

El buceo cerca de la Bahía de Drake es excelente, con cantidad de recovecos llenos de coloridas criaturas y con aguas tibias y de gran visibilidad.

Excursiones con los delfines

Pase un día (o cinco) nadando con delfines y ballenas.

Exploraciones

Viajeros por cuenta propia pueden contratar a un guía bilingüe por medio de una agencia con iniciativa local que emplee a naturalistas calificados que lo llevarán a cualquier región (y todo el país).


Relacionado:

Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies