Bosque Nuboso

Bosque Nuboso

Los bosques ubicados en las partes más altas de las montañas de Costa Rica y en algunos de los volcanes, están por lo general cubiertos por una delgada capa de nubes y bañados por una ligera llovizna. Algas, musgos y líquenes asemejan una fina y suave alfombra al pisar las mojadas superficies de este tipo de bosque y proveen el lugar perfecto para que las orquídeas, bromelias, helechos y otras inumerables plantas puedan crecer. Es por eso que este mundo de epífitas es bastante prolífero en el bosque nuboso y encontrar espacios de campo abierto es casi imposible.

Algunas veces las ásperas condiciones que imperan en este bosque, como los fuertes vientos y los suelos sobresaturados, causan que algunas especies encuentren gran dificultad para crecer, tal es el caso del bosque en la cordillera de Monteverde o las nudosas maderas de los árboles en las faldas del volcán Poás.

El bosque nuboso captura la imaginación hasta de los más distraídos. Emana un sentimiento de antigüedad, vida duradera y de paz.

Sentarse cuidadosamente en algún punto alto de este bosque, le permitirá respirar el aire más puro del planeta, sentir la abundante brisa en su cara y observar el vuelo majestuoso del ave más impresionante de este paraíso: el Resplandeciente Quetzal, que es considerado por muchos el ave más bella del mundo.



Comentar en Facebook

comentarios

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies