Tortuga de Mapimí

Tortuga de Mapimí

La tortuga mexicana o tortuga de Mapimí (Gopherus flavomarginatus) es una de las cuatro especies Norteamericanas de tortuga que existen actualmente. Aunque es la más grande, ya que su caparazón puede llegar a medir cerca de 50 cm., lo remoto de su hábitat y su sigilosa naturaleza la mantuvieron desconocida para el mundo científico hasta 1958. Ese año, investigadores de Illinois (Estados Unidos) en un viaje de campo en México, descubrieron un caparazón utilizado por los campesinos como comedero de pollos, y descubrieron que era de una especie de tortuga no descrita. Años después, en 1973, David Morafka, de la Universidad Estatal de California, efectúo una investigación para determinar el estado del animal, y encontró que la población estaba en serios problemas ya que su hábitat (en el Bolsón de Mapimí) se estaba reduciendo, y los campesinos la capturaban por su carne.

La característica principal de este animal es que es endémico, es decir que no se da en otra parte por las características que requiere para su desarrollo.

Amenenzas

El tráfico de especies es la principal causa de que la tortuga de Mapimí se encuentre en peligro de extinción. Las poblaciones han disminuido debido principalmente a la excesiva recogida de alimentos y el comercio de mascotas.

La incursión de las carreteras, los ferrocarriles y el desarrollo agrícola ha acelerado el declive de la especie en los últimos 40 años. En la parte central de su área de distribución son muy conscientes del estatus de protección de la tortuga y la ayuda en su conservación. Sin embargo, en la parte noreste de su hábitat, cerca de la Sierra Mojada, las poblaciones de la tortuga son bajas.


Relacionado:

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies