Parque Nacional Corcovado

Parque Nacional Corcovado

El Parque Nacional Corcovado conserva la última porción del Bosque Tropical Húmedo del Pacífico Mesoamericano. Su ubicación, sus características climáticas, la caprichosa condición de sus suelos y su topografía, hacen de este sitio el hogar de una asombrosa diversidad de especies biológicas.

Posee una flora que suma miles de especies, muchas de las cuales tienen una distribución restringida y que han desaparecido en otras regiones, así como la fauna que sobresale por lo diverso de sus especies, más aún si se considera que una gran cantidad figura en la lista de las que se hallan en peligro de extinción.

Ubicación

El Parque se localiza en la costa pacífica, Península de Osa, en la provincia de Puntarenas.

 
Legislación

CreaciónDecreto Ejecutivo No. 5357-A, del 24 de octubre, 1975
PublicaciónGaceta No. 207, del 31 octubre, 1975

Extensión

Tiene un área de 54.538,9 hectáreas en la parte terrestre y 2.400 en la parte marina.

Importancia


Corcovado está ubicado en la zona de vida correspondiente al bosque muy húmedo tropical de la región Pacífico Sur de Costa Rica, y puede decirse que ninguna otra área silvestre del país protege los recursos de plantas y animales presentes en dicha región. Esta área silvestre es considerada un excelente laboratorio viviente, en donde se puede estudiar la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas tropicales y las relaciones entre ellos.

Los bosques muy húmedos de Corcovado, figuran entre los últimos reductos que mantienen aún ecosistemas del Bosque Muy Húmedo Tropical, inalterados en el pacífico americano, con precipitaciones que superan los 5.000 mm anuales. También conserva la última porción del Bosque Tropical Húmedo del Pacífico Mesoamericano.

Su ubicación, sus características climáticas, la caprichosa condición de sus suelos y su topografía, hacen de este sitio el hogar de una asombrosa diversidad de especies biológicas. Por la riqueza de la zona, ha despertado un interés entre los científicos costarricenses y de otros países para desarrollar proyectos de investigación y estudios científicos, al igual que propicia la educación ambiental.

Clima

El clima es caliente, lluvioso y muy húmedo.

Flora y Fauna


Existen unas 500 especies de árboles en todo el parque, lo que equivale a una cuarta parte de todas las especies arbóreas de Costa Rica. Los bosques tropicales lluviosos protegidos del área no sólo constituyen lo mejor de esos ecosistemas en la vertiente pacífica, sino también lo último de ellos en la región centroamericana.

La vegetación del parque está constituida principalmente por bosque muy húmedo tropical con los siguientes hábitats: el bosque de montaña, el bosque nuboso, el bosque de llanura, el bosque pantanoso, el yolillal, el pantano herbáceo, el manglar, vegetación de acantilados y la vegetación de la costa.

Las especies de flora más características son el nazareno, el poponjoche, el guayabón, el sangregao, el ojoche, el espavel y el cedro macho, entre otros.

El parque protege diversas especies que se encuentran en peligro de extinción como los felinos y reptiles grandes; protege además, especies de aves endémicas o de distribución restringida. Se conoce la existencia de 104 especies de mamíferos, 367 de aves, 117 de anfibios y reptiles y 40 especies de peces de agua dulce. Entre la fauna más sobresaliente, encontramos la danta, el jaguar, el puma, el manigordo, el oso hormiguero gigante, el cariblanco; monos como el congo, el carablanca, el colorado y el ardilla; lapas rojas, el gavilán blanco, el gallito de agua y la pava granadera. Además, el rey de zopilotes, la gallina de monte, la paloma morada, el tucán pico bicolor o curré, el catano o zapoyol, el martín peña, el cacique y varias especies de colibrís. El parque constituye uno de los sitios más importantes del área de conservación, para la protección del lagarto y el cocodrilo.

Arqueología

El Parque Nacional Corcovado cuenta con vestigios de una tradición ocupacional prehispánica, relativamente reciente.

Los estudios arqueológicos realizados han permitido la ubicación de tres sitios arqueológicos en dos épocas de ocupación. La fase Aguas Buenas (200-800 años d.C.) y la fase Chiriquí (1.000-1.500 años d.C.) con actividades de subsistencia. Los sitios arqueológicos se denominan El Cedral, ubicado en una terraza del río Sirena, cerca de su confluencia con el Río Cedral, el otro se llama Sirena, ubicado al noroeste de la estación del mismo nombre en el sur del parque. En ambos sitios se han encontrado artefactos arqueológicos de gran importancia.

SERVICIOS

En Puerto Jiménez: Guía local, información general, senderos, agua potable, letrinas, área de acampar. En la estación Sirena: hospedaje, y servicios de alimentación.

Las estaciones de guardaparques más importantes dentro del parque son Los Patos (parte norte del Golfo), San Pedrillo en el Sur de Bahía Drake, Sirena (estación más grande, parte Pacífico Sur) así como La Leona localizada en la entrada Sur del Parque.

El sistema de senderos dentro del Parque Nacional Corcovado está bien desarrollado. Hay senderos desde Los Patos a Sirena (unos 20 km, 6-7 horas.), de Sirena a La Leona (unos 13 km, en partes por la playa), y de Sirena a San Pedrillo (unos 26 km, casi todo por la playa). En los alrededores de la estación de Sirena hay varios senderos por los cuales se pueden realizar caminatas bastante tranquilas con muy buenas oportunidades de observar animales.

Tarifas

Residentes: ¢ 1.600
No residentes: $ 15

Más información

Subregión Puerto Jiménez: 2155-55S0 / 2735-5036 / 2735-5276
Regional ACOSA: 2775-1210 / 2775-2110 / 2775-2620

Comentar en Facebook

comentarios

Etiquetado en:,
Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies