Tres Parques Nacionales de Costa Rica para ir de Mochilero

Parque Nacional Cahuita

3 Parques Nacionales de Costa Rica para ir de Mochilero

Costa Rica atesora un importante número de reservas naturales para todos los gustos, y una buena forma de disfrutarlos inmerso en una aventura es visitándolos como mochilero.

Muchos parques nacionales de Costa Rica brindan las condiciones básicas para acampar a lo rústico. Si vas en plan de mochilero, es un digno momento para vislumbrar un escenario salvaje con la garantía de que recibirás todas las orientaciones y recomendaciones para pasarla de lujo en las entrañas del mundo verde.

Si eres de los que aman elevar una tienda de campaña para estar en pleno contacto con la naturaleza, atravesar senderos, pantanos, playas, montañas y bosques, con cierta independencia, debes incluir en tu bitácora tres parques nacionales de Costa Rica para ir de mochilero.

1. Parque Nacional Cahuita

Este parque se sitúa en la costa del Caribe, a 42 km al sur de la ciudad de Limón, provincia de Limón, con desvío hasta Sixaloa. La travesía es larga, pero mientras tomas un descanso en tu traslado al parque ingresa a Platinum Play, y regocíjate con los mejores juegos de casino online de la web.

Tiene una considerable superficie de 1.106 hectáreas en espacios terrestres, 600 hectáreas de arrecifes y 22.400 hectáreas de espacios marinos. Su amplitud permite a los mochileros recrearse con múltiples actividades estimulantes de la adrenalina como nadar, camping, senderismo, caminatas en el bosque salvaje, buceo, surf, etc…

El Parque Nacional Cahuita sirve de refugio a una variedad de arrecifes coralinos, también acoge una espléndida fauna silvestre y especies vegetales que merecen la observancia de los asiduos a la naturaleza. Combina diversidad de bosques, manglares y playas cristalinas para acampar en el día.

2. Parque Nacional Santa Rosa

El Parque Nacional Santa Rosa es uno de los lugares favoritos de mochileros provenientes de muchos lugares del mundo. Se localiza en la Provincia de Guanacaste, y corresponde a un área protegida de bosque seco con gran biodiversidad y características ecológicas bien diferenciadas, que la hacen única en toda Centroamérica.
Abarca un espacio de 37.117 hectáreas terrestres y 78.000 marítimas, en la que cohabita toda una gama biológica en ecosistemas variados. Solo tres lugares están oficialmente autorizados para acampar: Santa Rosa, Playa Naranjo y Nancite.

No solo es un joya natural de envergadura sino que tiene un valor histórico entrañable para el pueblo de Costa Rica, por ello avistarás el Museo de la Casona de Santa Rosa. Durante las caminatas te podrás detener en los miradores para observar con detenimiento una porción ínfima de la abundante fauna y flora del lugar.

3. Gandoca Manzanillo

El Parque Nacional Gandoca Manzanilllo es un refugio exótico y visitarlo es un verdadero privilegio. Se ubica al sureste del litoral Caribe, Provincia de Limón, Talamanca. Su superficie sirve de refugio y hábitat natural a una sorprendente vida silvestre.

Su preservación y sostenibilidad se lleva a cabo bajo cogestión entre los aportes que brindan el Estado y las comunidades locales. La entrada es gratuita para el público en general.

Si andas de mochilero aprovecha la ocasión para aprender más de la cultura local y los tipos de ecosistemas que combinan: paradisíacas playas y bancos naturales de arrecifes, lagunas, pantanos, bosque húmedo tropical, lechos marinos, etc…

Además de acampar y divertirte en la playa, sigue tu instinto de trotamundos y visita las reservas indígenas para conocer de cerca la idiosincrasia de los nativos, incluye en tu plan la observación de delfines, cabalgatas, senderismo, aventuras en kayak, buceos y caminatas para explorar el inmenso bosque.


Relacionado:

Comentarios Facebook

Este sitio utiliza cookies. Conozca más sobre las cookies